¿Estoy atravesando una noche oscura del alma?

La noche oscura del alma

La noche oscura del Alma: ¿Qué es?

Noche oscura del alma es una metáfora utilizada para describir una fase en la vida espiritual de una persona, marcada por un sentido de soledad y desolación. Se hace referencia en tradiciones espirituales de todo el mundo.

Es un período difícil de la vida espiritual. Un camino de búsqueda de sentido que se da en el interior de cada uno. De esa transformación, surge un ser renovado.

Todos alguna vez en nuestra vida experimentamos esta sensación de estar perdidos, de no encontrarle sentido a lo que estamos viviendo o dónde todo se transforma en un profundo caos.

Puede comenzar por alguna situación externa, como la pérdida de un ser querido, el fin de un amor, la pérdida de un trabajo, un mal negocio, una enfermedad o cualquier otro hecho inesperado que nos deja sin certeza.

La noche oscura del alma también puede comenzar internamente. Por fuera todo pareciera estar bien, pero por dentro nos sentimos vacíos, estancados, queremos alejarnos de las personas queridas, necesitamos comprender qué nos está sucediendo. Dejamos de disfrutar lo de siempre. Creemos que la vida tiene que ser algo más y sufrimos. Nos preguntamos qué estamos haciendo mal o que hicimos para merecer esto. Lloramos, nos enojamos, y si podemos, seguimos nuestras rutinas cargando el peso de la tristeza en nuestras espaldas.

Nos sentimos incapaces, nuestras certezas desaparecen, las herramientas que teníamos ya no funcionan y nos sentimos desnudos y vulnerables frente al mundo. Por lo general se experimentan sensaciones como miedo, tristeza, soledad, impotencia y desolación

En este estado buscamos desesperados dónde hacer pie, pero estos intentos nos frustran aún más porque es tiempo de ir hacia adentro, de dejarse desintegrar y cuanto más nos resistimos, con más fuerza nos enfrenta la vida al cambio.

“Ningún árbol, crece hasta el cielo sin que sus raíces alcancen el infierno”. – Carl Jung

¿Qué hacer cuando se atraviesa una noche oscura del alma?.

En primer lugar, no huir. Muchos tenemos la tendencia a escaparnos del dolor, que muchas veces se torna insoportable.

Los especialistas recomiendan que la mejor forma de transitar por esos momentos de contracción, miedo y dolor es entregarse a ellos y mirarlos de frente, cultivando la virtud de la paciencia y evitando la ansiedad. Tomar conciencia del momento y observar nuestros pensamientos para sentir las emociones plenamente y evitar caer en hábitos autodestructivos y adicciones.

“la verdadera noche oscura no puede ser despachada tan a la ligera. Deja una marca indeleble y cambia a una persona para siempre. No es algo de lo que debamos ufanarnos. La noche oscura puede perturbarnos profundamente, sin ofrecernos ninguna salida, salvo quizá depender de nuestra fe y nuestros recursos más allá de nuestra comprensión y capacidad. La noche oscura requiere una respuesta espiritual, no sólo terapéutica. Una noche oscura del alma no es extraordinaria ni rara. Forma parte de la vida, y podemos beneficiarnos de ella tanto o más que de los momentos normales. Yo considero la noche oscura del alma como un período de transformación. Se parece más a una fase de la alquimia que a un obstáculo que nos impide alcanzar la felicidad”. – Thomas Moore

Desde mi experiencia, la noche oscura del alma la he vivido y la vivo como una muerte. Algo dentro mío está muriendo. Algo que he creado, que forma parte de mi personalidad, de mi manera de ver la vida, de mi accionar, ya ha cumplido su ciclo. Es necesario dejar ir, es necesario transitar la incertidumbre y el miedo que nos da.

Es necesario ir a una capa más profunda, a una conexión más auténtica con el Alma, con el Ser. Tomar la vida, la propia vida y dejar aquellos acuerdos inconscientes dónde comenzamos a vivir vida de otros y no la propia.

No hay una fórmula mágica para atravesar la noche oscura del alma, cada proceso es único y personal. Cada uno necesita encontrarse con su tesoro interno.

Hay noches oscuras del alma y descensos a los infiernos ineludibles. En esos casos hay que tomar la determinación de permanecer en ese espacio desierto y solitario, estando presentes ante el vacío. Entonces puede emerger un vacío fértil, una presencia total que nos libera. En este sentido, dijo Jung que la oscuridad y el caos preceden siempre a una expansión de la conciencia.

El crecimiento personal no es un proceso lineal, controlable y progresivo. El alma se hace visible, se manifiesta y madura con el descenso a lo oscuro. Es un proceso necesario para aprender a vivir desde el alma, en lugar de desde la tiranía del ego, con menos certezas sobre las cosas y más en contacto con las intuiciones y las emociones.

La resistencia a la noche oscura es más dolorosa que ella misma, es instalarse en un estado defensivo y estéril. La oposición a la realidad tal como es nos debilita. Tratar de evitar el sufrimiento inevitable solo genera más dolor. Ahora bien, podemos aliviar la pesadumbre y el dolor sin negarlos ni tratar de huir de ellos. Es bueno darse un respiro de tanto en tanto, entrar y salir del escenario, relajarse un poco, reírse de uno mismo. Las lágrimas son muy necesarias, alivian la tristeza, la frustración y el dolor, y también disuelven las defensas egoicas, diluyen la máscara y la coraza del ego.

En la noche oscura accedemos al mundo de nuestras sombras para explorar esa parte oscura, desconocida, rechazada, no transitada de nuestra alma, que es también nuestro potencial. Solo queda rendirse al movimiento interno de realización personal, acunarse, esperar y confiar. En la medida en que asintamos, nos rindamos y cooperemos con ese movimiento hacia las profundidades antes saldremos del abismo.

La noche oscura es un viaje sagrado, iniciático, solitario. Hemos de rendirnos y dejar que el dolor nos pula, nos forje, purifique y transforme en su fuego alquímico. El alma se nutre de la noche oscura. Es gestación para renacer, una oportunidad para recuperar la conexión con la esencia, frente al control del ego y la fuerza de la razón. En algún momento hemos de transitar también las sombras, los valles lúgubres y sombríos de nuestro espacio interior. Y el lugar del desierto donde encontrar la propia fuerza y verdad.

Hemos de aceptar la noche oscura y vivir en consonancia a ella porque el alma se alimenta de la oscuridad tanto como de la luz. – Thomas Moore

La búsqueda de uno mismo lleva implícita la firmeza de continuar siempre para adelante. Implica aprender a superarse reiteradamente, para ir aumentando lentamente los límites de la propia identidad.

 

Algunos de los síntomas.

Apatía: la vida en general se queda sin sentido. No encontramos placer en nada. No podemos disfrutar ni de lo cotidiano ni de los logros más esperados. ¿Volveremos a sentir alegría alguna vez?

Soledad: a pesar de estar rodeado de personas que siempre nos quisieron y sabemos incondicionales, el sentimiento de soledad y de estar solo en la batalla, es inevitable. El proceso es tan profundo que a veces ni siquiera se puede contar con palabras.

Negación del presente: surge una necesidad imperiosa de volver al pasado, en un tiempo y espacio en el que supuestamente estábamos mejor.

Necesidad de huida: intentos desesperados para salir de estas emociones.

Desconcierto: no se sabe qué camino seguir.

Desesperanza: imposibilidad de ver el futuro como algo mejor.

No hay nada que podamos hacer cuando este tiempo se nos impone, solo adentrarnos con valentía y con fe en el proceso de transformación. Es el fin de una identidad. Es la posibilidad de una nueva vida.

¿Y si alguien que nos importa, que amamos y que quisiéramos ayudar está atravesando este tiempo? No hay nada que podamos hacer por él. Uno tiene que descender solo, vacío y vulnerable. No hay curitas, ni cotillón que podamos proveer. No seremos andamios cuando la estructura del otro se desmorona. Si como dicen el I Ching: «Es tiempo de atravesar las grandes aguas”, ese nado es individual. Nosotros podemos desearle fuerza y valentía y esperarlo del otro lado de la orilla.

#Bitacora de la Capitana.

La capitana ya se ha enfrentado un par de veces con su noche oscura del alma.

Su primer noche oscura duró 3 años y en este momento ya lleva dos años atravesando la segunda. Aquí te comparto su bitácora.

La capitana y la Sombra.

La sombra me invade una vez más

Ya no quiero ni pensar

más pienso, más me hundo

En la oscuridad que me habita

En la oscuridad de la que siempre huí.

 

Estoy cansada de esta rigidez

Estoy cansada de luchar y esforzarme

 

¿Para qué? ¿Para quién?

Me pregunto sin poder dormir

¿Quién soy? ¿A dónde voy?

¿Por qué siempre tanta confusión?

 

Luego de un día de intensa corrida

La capitana se sentó abatida

con un dejo de tristeza

y con la mirada perpleja

Preguntas y pensamientos invadieron su mente

y se escuchó el rechinar de sus dientes.

 

Tantos años en el mar

Creyendo saber donde llegar

pensando que tenía el control de su barco

cuando en realidad

eran otros quiénes dirigían por detrás.

 

Ya me cansé de tanta soledad

y también de aquellos que evitan la verdad

Me cansé de que me digan donde tengo que virar

y más aún, me cansé que no respeten mi hablar.

 

Esta sombra que hoy me cubre,

¿En algún momento se irá?

Me gustaría volver a soñar y tener la fuerza para volver a navegar

 

Sentada en una fría roca

a orillas del mar

la capitana lloraba

por su paz encontrar

El ruido de las olas

parecía que la querían calmar

pero ya la sombra

no la volvería a soltar

llegó el momento

de tenerla que mirar

porque la sombra algo le vino a dar

No será fácil

Pero lo tiene que intentar

Será única forma en que se podrá liberar.

 

No tengas miedo capitana

las estrellas titilaban al compás

Entra en la sombra

y encuentra tu verdad

Si allí te pierdes

nosotras iluminaremos con fuerza

Para que puedas regresar.

 

Y la capitana sumergida en llanto

no intentó escapar

Se entregó al momento

que le tocaba transitar

 

Espíritus del Mar aquí me quedo

No me vayan a abandonar

Guíenme en esta travesía que tanto miedo me da

Aquí me entrego a mi sombra

Veremos como me va.

 

¿Estás atravesando también la noche de tu alma en este momento?

Aquí te comparto algunos postes y recursos que pueden servirte para acompañarte en este momento:

 

Gracias por llegar hasta aquí. Me encantaría conocer si este artículo te ha permitido tener algún nuevo entendimiento o toma de consciencia y si estás atravesando la noche oscura de tu alma, puedes utilizar este espacio para compartirte y recibir un abrazo virtual de toda esta amorosa comunidad virtual. Te leo en los comentarios.

 

8 comentarios en «¿Estoy atravesando una noche oscura del alma?»

  1. Hola Laly

    Es excelente lo que escribís y el camino en el que estás para ayudar

    Tengo 64 años y a los 58 decidieron prescindir de mí de mí último trabajo en relación de dependencia, imagínate, cuando es de un día para otro, sin previo aviso, y sin previo aviso de vida, por qué no lo pensé ni se me pasó por la cabeza que yo no iba a tener empleo, cuando fui formada para eso y así lo hice, y bien, teniendo esa «seguridad» de que va a ser para siempre, nunca pensé que el tiempo pasa, que esto puede ocurrir y para colmo secede con casi un pie en el avión, me iba y me fui de vacaciones a Europa, así de bien y mal estaban las cosas.

    A la vuelta vendí todo lo que tenía en un oro y comencé a «emprender» ni sabía que era eso lo que estaba haciendo, ya que ni sabía que esa palabra existía en el diccionario y en la vida

    Soy psicóloga social, nunca ejercí, pero me resultó muy útil, estudie 2 años de diseño de indumentaria, divorcio por medio dejé, y después vino asesoría de imagen, solo para agregar técnica a un ojo entrenado naturalmente, coach de imagen, especialización en color, especialización es estilo, todo esto amo

    Después me dí cuenta que tener un pequeño showroom y dar asesorías presenciales, hacer talleres, no alcanzaba y peor cuando todo se cerró en pandemia

    Pero a pesar del golpe que significó aprendí a hacerlo online y con un taller online en colaboración con Gabriela Higa tuve clientas de todas parte de este continente y del europeo, impensado, yo feliz, pero eran clientas de Gaby, después de la asesoría, no me respondieron ni por Whatsapp, y se, por ellas mismas, el cambio que les

    que les resultó, la primera en tener esos cambios es Gaby desde el 2019 hasta ahora, por eso colaboró conmigo, porque sabía de resultados y beneficios

    Después seguí con Paula Toselli, con Anto Alcoba, maravilla de profesionales, la cuestión soy yo, que sigo siendo la rebelde y cabeza dura de la adolescia, porque en todos estos años, mientras todas crecían y me pasaron ampliamente, yo siento que sigo en el mismo lugar, sin ganar el dinero suficiente para pagar mis gastos, aunque no volvería a relación de dependencia, aunque a ésta edad, no es una cuestión de elección

    Por lo demás pase muchas veces veces por la noche oscura, terapias desde los 22 años, diferentes técnicas, aprendí tanto, que en la primera sesión sabía si iba a funcionar o no

    Y de saber elegir que tipo de terapia era funcional a mí, después de tener TAG, estudios especiales, descubrir que llegue a ese estado, por estrés, por una situación especial, en la que se degradó a niveles increíbles mí serotonina, medicación, terapia y demás procesos, en alguna momento leyendo a Eckhart Tollé en el Cuerpo del Dolor, ( hay que leerlo) sentí tanto dolor, porque estaba atravesando lo que, palabra por palabra, decía su escritura, hasta el punto, de tener que dejar de leer, porque literal, me dolía hasta el pelo, no solo el alma, conozco de esas noches de vida

    Pero no es que se terminan, se renuevan en nuevas etapas de transformación

    Se hizo largo, espero que alguien lo lea, no solo pasa a los 30, 40 o 50, sino a los 60 y 70 también, y sino tan activas y emprendedoras cómo ustedes, pero que lo llevan en el ADN, yo, todavía no sé, como disfrutar del proceso, sin pensar en el resultado que es vender.

    Lo que disfruto y me transporta a mí mundo ideal es cuando estoy asesorando, porque sé lo que doy y lo que ese dar transforma, de los demás, necesitaría a alguien que se encargue, pero cuando la rueda no gira, no cabe contratación, tengo que seguir aprendiendo sola, porque no me dá ya para tener mentiras o consultoras

    Gracias por leerme, lo hice porque dejaste el canal abierto y a mí se me dá escribir

    Miriam
    Mí IG @soymiriamcrausaz

    Responder
    • Mil gracias hermosa Miriam por tan hermosas palabras y abrir tu corazón contando tu experiencia que estoy segura que va a ayudar a un montón de personas que también pasan por aquí a leer. Un placer leerte y todo el éxito y la prosperidad para ti en esa hermosa profesión que has elegido para acompañar a las mujeres a mostrar en su exterior la luz que les habita en su interior. Abrazote gigante

      Responder
  2. Hola!
    Justo ayer comence a sentir esto, ayer amaneci desmotivada con una pesadez y sin ganas de sonreir, no dormi mas que 4 horas. Pense que al día siguiente osea hoy 19 de agosto iba a estar mejor que solo era ese dia y no fue asi amaneci peor quite mi foto de perfil de whatsapp no deseaba que nadie me viera no queria contestsr ningun mensaje me siento en el fondo fue lo que identifique, estoy por terminar una relación de pocos meses, pense que solo era eso tambien llegue a pensar eran mis hormonas. Soy madre soltera desde hace 2 años son angeloterapeuta y por ahora estoy estudiando para masajista, empece a identificar que estaba cansada de todo al rededor no quiero que me digan cosas positivas al pensar que es una crisis las personas comienzan a dar palabras positivas a lo cual por hoy no me dan motivacion. Pero algo que no leo en tu escrito y no se si sea normal, es que yo comence a poner en mis redes como me sentia mas Alma que madre hermana prima amiga terapeuta. Tambien voy a un grupo de apoyo donde tenemos tribuna para hablar y por hoy estaba muy desesperada por ir quiero subirme a hablar a decir lo molesta que me siento ante algunss situaciones es como si me quisiera desahogar. Que se qur es algo mio pero siento que esto tal vez me ayudara. Contacte a mi maestra espiritual y terapeuta, y le comente lo que sentia ella me dijo que estaba pasando esto una noche oscura del alma, y mas tarde llegando aparecio tu publicacion en una pagina de insta que sigo. Solo se que por hoy estoy quitandome todos esos cargos que tengo y que solo quiero ser una Alma con enojo, con ojos abiertos y soltando esta relación. Me siento otra Alma no se cuanto vaya a durar esto pero leere tu ayuda. Tambien llegue a pensar en volver a esa Alma que era antes pero algo me decia que no. Gracias por este espacio y saber que no soy la unica y que aun no entiendo el porque esta pasandome esto y que mas sigue de aqui. Linda noche

    Responder
    • Te abrazo desde aquí Alma y te acompaño en el proceso. Es duro, no hay palabras positivas que nos ayuden ya que tenemos que tocar ese dolor o en este caso, ese enojo. Hay formas saludables de dejarlo salir y que estés acompañada por profesionales es lo ideal. Así que ha dejar que salga todo y permitirte renacer cuando sea el momento perfecto para ti.

      Responder
  3. Hola, me topé con estas palabras tan preciosas, tan justas, tan idénticas a la noche oscura de mi alma que me quede casi sin palabras. Pero de igual manera quiero comentar que así como en una parte lo decis, siento esa soledad y esa pregunta recurrente de ¿que vine a hacer acá? ¿ cuál es el sentido? El vacío me invade y por inercia sigo con la rutina sin poder ser felíz con lo que tengo. Una inmensa tristeza me cubre por dentro. La salida no la encuentro y siento que no pertenezco a este lugar, a este tiempo, a esta realidad. Gracias por compartirlo, espero encontrar mis respuestas. Saludos

    Responder
    • Cuando ya estas buscando, las respuestas comienzan a aparecer Laura. Hay que tenernos paciencia y mucho amor cuando estamos atravesando estos procesos. Iniciar alguna terapia ayuda también. Puedes leer ¨Ud puede sanar su vida¨ o ¨El poder está dentro de tí¨ de Louise Hay. A mi me ayudaron mucho en mi primer noche oscura del alma fuerte que tuve hace 10 años atrás.
      Un abrazo grande para ti.

      Responder
  4. Laly!! Sigo impresionada por las formas que tiene el universo de acomodar todo!! Te conocí por tu libro y termino encontrando una explicación por fin a lo que me paso hace un tiempo y que no lograba aceptar (pensaba en el psiquiatra ya jajaja).
    Me ayudo mucho mucho leer esto y me lo guardo para volver a leerlo cuando entran las dudas!! Gracias infinitas por lo que sos y lo que transmitis!! Sos un ser increíble! Pura luz!

    Responder
    • Hola Naty, cuanto me alegro que te sirva lo compartido. La noche oscura del Alma es algo muy común que nos pasa a todos, pero no se habla mucho. Muchas gracias por tus hermosas palabras

      Responder

Deja un comentario

¿Estás lista para ser la Capitana de tu Vida, Emprender desde tu Ser y/o Expandir tus servicios y prosperar?

Te invito a realizar esta encuesta para descubrir en cuál etapa te encuentras en tu vida y elegir el programa que más se adapte a ti para que YA comiences a vivir una vida próspera, consciente y con propósito.

Artículos Relacionados