Cómo atraer abundancia a tu vida aunque fuera parezca que todo se derrumba

  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
    1
    Compartir

No permitas que el afuera apague tu esencia. La abundancia es algo natural en la vida y aquí te acompaño para que conectes con esta energía que te habita.

 

¨¿Quieres liberarte de los reinos inferiores de la vida?
¿Quieres salvar al mundo de la degradación y destrucción a las cuales parece estar destinado?
Apártate entonces de los movimientos superficiales de masas y ve en silencio a trabajar tu propia conciencia de Ser.
Si quieres despertar a toda la humanidad, despiértate a ti mismo.
Si quieres eliminar el sufrimiento del mundo, elimina todo lo oscuro en ti mismo.
En verdad, el mayor Don que tienes para ofrecer es el de tu propia transformación…¨, Hua Hu Ching – 75 – Lao Tse

Vamos a comenzar por ti y lo que te habita. Te invito a pensar y a responder estas preguntas:

  • ¿Qué significa abundancia par tí?
  • ¿Qué emociones te despierta la palabra abundancia? ¿Te permite conectar con la alegría y la gratitud, o por el contrario, sientes miedo y enojo? Obsérvate.
  • ¿Cómo te encuentras en tu vida en este momento respecto a la abundancia?
  • ¿Cómo te quieres encontrar de ahora en adelante respecto a la abundancia?

Podemos encontrar numerosos textos y libros que explican cómo sintonizar con la abundancia, cómo atraer la prosperidad, cómo funciona la ley de atracción y muchas otras teorías acerca de cómo vivir mejor.

Lo que creo es que quienes estamos en el camino espiritual pasamos mucho tiempo en la ¨búsqueda¨, y nos llenamos de teoría sin ir a la práctica. Y aclaro por las dudas:

Todos estamos en el camino espiritual. Lo que ocurre es que algunos lo transitamos de manera voluntaria o consciente, por explicarlo de algún modo, mientras que otros pueden no darse cuenta del camino que están recorriendo.

Te comparto un poco mi experiencia. De pequeña tuve la bendición de estar rodeada de libros, de información acerca de la energía, del poder del pensamiento, de las leyes universales, etc. Pero la persona que me compartía esta información no la aplicaba en su vida.

Ahora, como adulta, puedo comprender cómo los niños aprenden más del ejemplo que les damos que de lo que podamos decirles. Porque yo misma, en ese momento, a pesar de tener acceso a mucha información, no la creía real porque quien me la compartía no la aplicaba y, por lo tanto, no encontraba la coherencia entre lo que decía y lo que hacía.

Cuento esto sin ánimos de enjuiciar el comportamiento del mayor, solo a modo de explicar cómo afectó esto a mi interpretación de la realidad y a mis creencias.

Por esta razón, hasta que no tuve mi noche oscura del alma y toqué fondo en mi vida, no me reencontré con esta sabiduría y con la abundancia de la vida, que nos habita a todos y nos bendice a todos, aunque estemos demasiado ocupados para verlo.

¿Qué es la Abundancia?

Lo que puedo compartir aquí es una apreciación personal de lo que significa la abundancia para mi y, así, comunicarnos de corazón a corazón.

Creo que la abundancia es todo lo que nos rodea. El aire, el agua, la naturaleza, la vida, las personas, las comodidades que tenemos en nuestra vida actual, las infinitas posibilidades que tenemos para volvernos responsables y reescribir nuestra vida a nuestra manera.

La abundancia para mi también es mi historia, la historia de mi familia, la historia de la tierra y toda la sabiduría y riqueza que allí encontramos.

Abundancia también es la creatividad y el poder creador de realidad que tenemos como seres humanos. Es esa chispa divina que vive en nosotros y que nos permite crear.

Abundancia para mi es vivir a mi manera, escucharme, respetarme, tomar acción hacia lo que quiero. Amarme como soy, y tener acceso a la información y a las personas idóneas para superar los desafíos que se presentan en mi vida.

La vida en sí misma es pura abundancia.

Los engaños de nuestra mente

Nuestra mente está sobrecargada de estímulos, con mucho ruido y pensamientos que tienen el control de nuestras emociones.

Muchas veces, observamos cómo viven otras personas y ese observar se transforma en envidia. Constantemente nos decimos: ¿Por qué ellos pueden y yo no? ¿Qué hay de malo en mí? ¿Qué tienen de especial ellos? ¿Seguro que ¨algo habrán hecho¨?

En ese observar el afuera en vez de transformarlo en una fuente de inspiración y de motivación, en vez de ver cómo las posibilidades se vuelven reales, nos quedamos vibrando bajo y comparándonos. Y esto es todo lo contrario a los sentimientos de abundancia. Así estamos bloqueando la posibilidad de que la prosperidad de manifieste en nuestra vida.

Otra situación muy común también es la dualidad que encontramos en los textos. Hay una tendencia en la literatura occidental a relacionar la abundancia con el bienestar del ¨tener¨, el éxito, los logros, el alcanzar algo. Y por otro lado, la literatura de oriente nos habla de la abundancia como el liberarse de todo, dejar fluir, no apegarse, etc.

Y nuestra mente entra en cortocircuito. Por eso, este artículo de hoy lo comencé haciéndote preguntas.

Porque lo importante en toda esta cuestión eres TÚ. Lo que sientes, piensas y crees. Lo que te planteas cambiar porque te está limitando. Tu propio camino personal hacia la abundancia.

Cada uno de nosotros ha venido con una misión especial. Todos somos especiales y necesarios los unos para los otros. Todos estamos aquí para aprender una lección que le permita a nuestra alma continuar con su camino evolutivo.

Obviamente, si estamos apenas cubriendo nuestras necesidades básicas, nos resulta un poco complicado pensar en cuestiones del Ser, hacernos preguntas existenciales y autoconocernos. Pero mientras antes comencemos, mejor.

Tienes todo lo necesario para sentirte abundante. Sea cual sea tu historia de vida, lo que te trajo a leer este texto es tu mayor riqueza, aunque aún no lo puedas ver de este modo.

Comienza trabajando en ti mismo, conócete cada día un poco más, haz una acción por día que te acerque a cumplir tus sueños y tendrás 365 acciones al año de manifestación de esa nueva realidad de la abundancia, el bienestar, la conciencia y el propósito que quieres en tu vida.

Meditación para atraer a la abundancia

Te comparto un video que realicé sobre la abundancia en el que hablo de las creencias limitantes, de cómo lo que nos sucedió desde pequeños afectó a nuestra percepción de la realidad y, también, al final del vídeo, te invito a realizar una meditación de constelaciones familiares que te permitirá abrir tu corazón a la abundancia.

Ahora toma acción y comienza a sentir y a agradecer la abundancia que hay en tu vida. Y te invito a que puedas compartir este material con las personas a las que amas y a las que consideras que puede serle útil.

Sería grandioso conocer una de tus creencias limitantes acerca de la abundancia y qué acción te comprometes a realizar hoy para cambiarla. ¡Vamos a trabajar juntos y a motivar a muchos más a tomar acción!

Nos vemos en el próximo post. Bendiciones.

  •  
    1
    Compartir
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  

Deja un comentario

>